Las intervenciones de cuerpo empezaron como un experimento para un happening –fluxus que organizamos entre Mabe Chacín (Percusionista- Dj) y Iaranavi Navarro Machado (Fotógrafo- Artista visual). La idea central de este happening “Pasajeros en tránsito” era la idea de la impermanencia de las emociones , las situaciones y nuestro transitorio paso por la vida. En ese evento hice por vez primera una intervención de cuerpos a Loren Figueras, una bella mujer que forma parte del mundo del arte, ella se ofreció para desnudarse y ser intervenida con un texto poético en su cuerpo. Posteriormente, como parte de un colectivo, realizaba estas intervenciones en la calle, en eventos artísticos públicos. Luego, la intervención de cuerpos con poemas se transformó en una propuesta formal y concreta, una necesidad personal de sanarme a mí misma y a otros a través de la poesía.

Inicialmente tenía la preocupación por el alcance de la poesía, el poder de la palabra, pero sobre todo tenía que ver con mi preocupación por la división política existente en mi país; entonces las intervenciones de cuerpos surge como una propuesta poética, buscando lugares comunes entre los seres humanos al margen de las ideologías, reconociendo la poesía como parte de la cotidianidad. Es una propuesta de unidad a través de la poesía, sin embargo no es sólo una propuesta poética, también es una propuesta artística, en las intervenciones de cuerpo se mezclan la poesía, fotografía, arte visual, arte público, arte efímero y al mismo tiempo, arte que permanece en el tiempo cuando se hace el registro fotográfico.

No existe un proceso de selección de una persona que quiere un texto en su cuerpo, no hay discriminación; una persona lee algunos de mis poemas y me dice que quiere intervenirse porque sintió una identificación con alguna experiencia de vida que puede percibirse en el poema, me dice entonces que quiere un poema en su cuerpo, me cuenta el mood por el cual está atravesando y así comienza todo. La persona escoge el verso o un poema completo, luego conversamos un rato, sobre todo en los casos en los cuales se hace toda una composición fotográfica, escogemos un sitio afín a la persona, que tenga que ver con sus gustos o su cotidianidad, entonces planificamos una composición fotográfica que tiene que ver directamente con el poema y al mismo tiempo con lo que la persona intervenida y yo queremos transmitir.

Me gusta difundir que las ideologías dividen, y que la poesía es un medio para buscar un acercamiento y generar espacios para la tolerancia y respeto. Cada persona tiene un mundo válido, tiene algo que expresar al margen de las ideologías, porque, si bien es cierto que hay cosas que nos separan, también hay cosas que nos unen, que son la mayoría: el amor, el desamor, la esperanza, los sueños individuales y colectivos. La poesía no es algo ajeno y aislado, la poesía es parte de nuestro día a día, es parte de nuestras vivencias.

 

 

dira martinez mendoza
Dira Martinez Mendoza, es licenciada en Estudios Internacionales (Universidad Central de Venezuela) y especialista en Estudios Avanzados en América Latina (Universidad Complutense de Madrid). Ha participado en diversos encuentros nacionales e internacionales de poesía. Sus poemas han sido incluidos en antologías poéticas latinoamericanas. Colaboradora para revistas literarias y fanzines. Desde el año 2009 incorporó a su propuesta poética intervenciones de cuerpos con poemas, propuesta que busca lugares comunes al margen de las ideologías, reconociendo la poesía como parte de la cotidianidad.