E de éxodo II: Artistas venezolanos por el mundo


Rebeca Blackwel. Caracas, Venezuela, 1972. Es egresada de la escuela de Idiomas Modernos de la UCV. Estudió escultura en el Otario College of Art and Design, Canadá, Turismo en Lima, Perú, donde por algunos años administró un bed and breakfast y trabajó como asistente de investigación en temas de Derechos Humanos y cursa una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad del Sur de Florida. Fuera de la academia, ha buscado la opinión y guía de escritores como Francisco Massiani, Armando Rojas Guardia y Eloy Yagüe Jarque en talleres de escritura de diferentes géneros. En el 2010, Publicó un libro de sátira urbana llamado Centro de rehabilitación para mujeres perfectas, con la editorial Limeña Estruendomudo y tiene textos regados por  Internet en diferentes blogs y revistas electrónicas, algunos de ellos escritos a cuatro manos con su coterránea Lala Canel. Sus traducciones eclécticas abarcan desde poesía (traduce para la revista virtual La Maja Desnuda) y ensayos académicos sobre política latinoamericana hasta traducción técnica en petróleo, economía o antropología forense. Actualmente vive en Tampa, Florida, con sus hijos, pero su ciudadanía canadiense la llevarán de vuelta al frío, aunque de poder escoger, dice que viviría en Choroní o en Puerto La Cruz, para estar con su abuela.

1

Fuera de foco 

No pienses que me estoy desarmando, no es así. Triste sí, lo del nudo en la garganta todo el tiempo es cierto, aunque me ría, pero no es por ti. Temerle a una guerra que podría brotar bajo mis pies es lógico, uno es humano y suda. Pero, ¿sabes? desconfío, ya que si mi temor es solo paranoia, entonces sí me estoy desarmando, pero de todas formas, no es por ti. Mido parcelas en otras tierras, dejo de entender a mis amigos, a todos, estos y aquellos también, veo más sucia la acera, más agresivo al colectivo, más cercenada la opinión o menos acertada la que se escucha, no lo sé. Le temo al general, a mi amiga, a mi madre, al padre de mi vecino, al guardia y al heladero, y a los cupones prepagados de muerte que me parece verles en las manos. Como el cielo umbroso antes de una tormenta y un mar que ya regresa. Pero podría ser solo paranoia y entonces si me estaría desarmando.

 

2

VELAS PARA UN DIVORCIO

Lima, 29 de agosto de 1998

Eran como las 9, y seguía Emilia sentada en el sillón rojo grande al lado derecho de su cama. Estaba sentada igual que el día anterior a esa misma hora y en ese mismo sillón. Dormitaba, pero, a veces, se despertaba y lograba concentrarse en alguna buena idea para su texto. La posibilidad de no poder escribir algo decente le generaba, sin embargo, un pequeño shot de angustia intensa cada cierto tiempo y era en esos momentos que la noción de que había un nido de palomas en el techo del cuarto la atormentaba. La luz de la mitad de la casa seguía dañada. Un fusible, un cable, o un corto circuito en potencia, quién sabe. Todo estaba colapsando poco a poco, como ella misma en el sillón rojo.

Recordó de pronto la historia que la señora que trabajaba en su casa le había contado, sobre la casa incendiada de sus antiguos jefes y se preguntó si la señora misma no habría sido la causante de ese incendio. La señora Alicia había llegado a su casa un domingo, por sorpresa. Emilia esperaba a una joven que le habían recomendado, pero la chica llegaría el lunes, no el domingo. Cuando le abrió la puerta aquel domingo a la Sra. Alicia, Emilia la quiso de inmediato, pero ahora, un año más tarde, estaba herida con ella pues la señora acababa de anunciarle que a la vuelta de un viaje que estaba por hacer Emilia, se iría a trabajar con otra familia. “¿por qué no renunciará y ya? ¿por qué me cuenta estas cosas?. Le había contado la historia de la casa incendiada días antes. La señora Alicia le explicó que renunciaba porque nunca trabajaba por más de un año con nadie. Emilia no entendía nada, pero entre el texto pendiente, la casa sin luz, y el temor a que la señora Alicia tuviera una agenda oculta para su casa durante su ausencia, había llegado a tal nivel de estrés que no podía más que buscar la calma y tenerse paciencia.

Pensar en la señora Alicia la puso de pie, entonces salió de su cuarto por primera vez en ese día y fue a la cocina a decirle a la señora que no era necesario que le cuidara la casa en su ausencia y que eso era bueno pues ahora la señora podía irse de vacaciones antes. Cerrado el discurso de cuasi despido, se sentó en silencio en la sala, mirando hacia la ventana sin decir palabra ni moverse por poco más de 40 minutos, era increíble como estaba pasando de rápido el tiempo, últimamente, sentarse a pensar le estaba quitando mucho tiempo. Quitó la mirada fija de la cortina de la sala y tomó el teléfono para llamar a una perrera, y logró asilo para Laura, la perra peruana adoptada que vivía con ella hacía dos años. Fea la pobre Laura, pero linda a la vez.

Culminada la operación logística cuido e perro y casa despido de señora sospechosa en quien he dejado de confiar porque me abandona sin razón, subió de nuevo a su carto, y una vez de vuelta en la silla roja, se puso a escribir, no sin antes haber tenido un llanto corto, consecuencia de haber pensado en Luis con mucha intensidad. La muerte de los amigos es una mierda.

Cuando finalmente abrió la computadora, le tomó un rato encontrar el texto. Esa máquina podrida, polvorienta y rota tenía un virus o algo y la estaba haciendo guardar las cosas dos y tres veces, no aceptaba los documentos, le decía que eran solo para lectura cuando los quería guardar, así que a veces hacía copias nuevas con el mismo nombre de documento, pero con algún número y luego cuando los volvía a buscar no sabía si sus últimos cambios estaban en “2014 ético versus émico2” o en el documento “2014 ético versus émico3”. Su instalación de Windows era pirata, quizás era por eso, pero Emilia seguía trabajando así. El descuido consigo misma siempre había sido parte de su narcisismo.

Llevaba escritas unas 7 páginas nuevas sobre lo ético y lo émico cuando escuchó sonar el Ipad de Raul. Su marido con frecuencia había hecho esto de dejarle una máquina encendida al irse de viaje. Turun, turun, turun, sonaba.

 “¡Carajo, esto es a la locura, qué depresión de mierda! Y militantemente no se acercó al Ipad que seguía “turún, turún…” y ella pensaba al mismo tiempo: “no sé qué coño hacer para salir de este trompo” Furibunda estaba cada cierto tiempo. Pensaba en las palabrotas en su cabeza, ¡Dios, el lenguaje! ¿sería que venir de Caracas la condenaba a tener las palabras coño, carajo y fuck dándole vueltas en la cabeza todo el tiempo? ¿O serían las garras de Tourette? ¡qué aburrido todo, coño!

Estaba en esto de “el país, el idioma, mi país, el acento, la identidad, la equidad, la ansiedad, la impunidad, mi madre, mi abuela, Dios mío, mi montaña, la playa, el país, el país, el país, los países, los muertos, los países y sus muertos y la impunidad” cuando volvió el llanto: “¡fuck, extraño tanto a Luis!”. La muerte de los amigos es una mierda.

La sacó del sollozo el turún, turún del ipad olvidado que ahora arremetía, solo por un instante había cesado de sonar, y esta vez ella sí lo abrió. Seguro era la Claudia del carajo que volvía a hacer su striptease electrónico. “¡Qué mujer tan ladilla!”, pensó, pero se dijo a sí misma que no podía ser Claudia, que “eso” ya había pasado y no volvería a ocurrir y que esa mujer no era tan verruga plantar como había alguna vez prometido ser porque Raúl había logrado frenar eso, porque ella, Emilia misma, había logrado reconquistar a su marido y porque Raúl no le iba a hacer eso, Claudia no sería la autora del turún turún turún del infierno. Abrió el Ipad y leyó las últimas líneas de una conversación más larga que no revisó:

-“…entonces, ¿vas a la cena?”- decía una tal Jenny a las 6:59 pm
– “voy”, había respondido Raúl a las 7:01pm
Jenny escribía de nuevo: “nos encontramos allá” y Raúl: “ok”.

Emilia buscó a Jenny en facebook, vio su foto y no sintió nada, pero por alguna razón seguía sintiendo algo, algo más que solo la culpa y la angustia de estar hurgando, así que entró en otra ventana, la de los mensajes, no sin pensar “¿por qué estoy haciendo esto? Me va a hacer daño, no debo, si debo, es mejor saber por qué siento lo que siento, sí hay chats de nuevo lo siento, pero es mejor dejar que pasen, no, quiero saber…” y en mientras se decía el bla bla bla culposo, fue escribiendo en la casilla de “buscar” la palabra “Claudia” lentamente y con pánico. Tenía taquicardia…Claudia…y ¡zuás! ¡apareció el rey de Roma!

“Dime que sí irás a Colombia, anda, di que sí, o me pondré muy triste”. “¡AS-QUE-RO-SO! Coñooooo! Otra vez, no lo puedo creer! Comenzó a faltarle el aire, la taquicardia se convirtió en un tamborileo peligroso, sintió náuseas y cerró el Ipad. Lo vovlvió a abrir, buscó las palabras de él y halló una cháchara súper irónico-jocosa sobre el talento de la Claudia para hablar en un video que él acababa de ver en un congreso al que ella no puedo asistir. “¡Qué pesada esta mujer, carajo! ¡Y qué poco atractivo me parece mi marido! ¿por qué será que requiere que yo deje de quererlo? ¿acaso realmente se imagina a sí mismo con la Claudia? ¡qué flojera de seguir viviendo esta vida, tráiganme el menú, por favor, de universos paralelo que me mudo hoy, en este instante! ¡Fucking couple of jerks!”

Indignada pero exhausta cerró el ipad un segundo, pero lo volvió a abrir y le reenvió a Raúl esa conversa, para no haber espiado en vano y encima sin confesarlo y para que no le tuvieran que mentir más. Claudia seguía escribiendo y había posibilidades renovadas de contacto físico entre ellos. Claudia escribió, entre otras cosas: “si vas, me tendrías en vivo y en directo”. Durante las peleas que comenzaron ese día y que durarían dos semanas más, después del hallazgo, Raúl solo se defendió diciendo que era muy pesada la persecución de Emilia, que él no había respondido, que la Claudia sí era una cojuda pero que él no le había respondido nada y que “allá ella” con su fantasía. Hasta llegó a admitir que en efecto sí había ese tono medio malsano de la Claudia, pero en ningún momento le dijo algo a Emilia que le devolviera la confianza. “¿Confianza en qué?” se preguntaba ella, “todo está vacío y yo me muero de aburrimiento”.

Durante las semanas siguientes se explicaría a sí misma, todos los días en algún momento: “todos somos así, la gente coquetea, no pasa nada, yo espié, no he debido, qué bolas Raúl, ¿por qué olvida el Ipad? Será que me quiere dejar” y otra voz decía, “¡qué desgraciada! cómo puede seguir con esa vaina después de todo lo que hablamos en su momento sobre el daño que causó cuando el affair era real, cuando les descubrió los chats y días después conoció a Claudia. Aquel intento de amistad entre ellas no había servido para absolutamente nada. ¿Cuántos años tenías que pasar para que eso terminara? El anterior les había durado meses, ¿estaban enamorados?

Ahora estaba claro que Claudia y Raúl no habían parado de jugar al adulterio light y que esa porquería continuaría. ¡Qué aburridos pero qué cojudos a la vez!

Furiosa, triste, frustrada y llorando a Luis recordó el estrés por el texto que debía entregar y se puso a escribir: lo émico y lo ético. Pero tuvo que redactar mentalmente unos 15 mails diferentes y en su computadora, otros 10 que no envió. Claudia no merecía su atención y Raúl había perdido el encanto. Emilia no sabía qué hacer. Antes había sido efectivo comunicarse con Raúl y hasta con Claudia, el problema esta vez era que su último cartucho comunicacional ya había sido gastado, la única herramienta de defensa que le quedaba era el desamor. Lo había ya gastado todo.

Él había miserable y reptilmente iniciado la conversación con un chiste irónico y coquetón para halagar a Claudia, quien rauda y veloz respondió “me tendrás en vivo y directo”. Se seguirían buscando hasta la muerte y estar en el medio era extraordinariamente aburrido. Solo quedaba pendiente la consumación, esa bomba de tiempo que es la consumación. They are on eachother’s death list. “¡Fuck!, y seguro que la señora Alicia sí fue quien quemó esa casa y quizás piensa robar esta durante mi viaje”.

Leer a Raúl era oírlo pensar “¡regálame una coqueteadita, anda, Claudia, por favor, linda!”, tono muy suyo, el silencio no seduce, pues, la ironía sí. En otro mail le hablaba a una chica en tres idiomas a la vez, un mail que Emilia no buscó pero que estaba justo debajo del de Claudia. Se burlaba de sí mismo e invitaba a la trilingüe a integrarse a un proyecto, pero ésta le decía que no, en tres lenguas también, y abrazos fueron y besos vinieron, en tres lenguas, como una buena lamida.

¡Emilia María!, se dijo, ¡cálmate mija, qué te importa! Sigue tu camino. Y en eso sintió unos deseos desenfrenados de sentir algo por alguien nuevo. El monstruo interior de la infidelidad y el desamor, ¡ay no, qué aburrimiento!.

La noche anterior Emilia había tomado unos vinos con una amiga y Raúl sabía que algo le había pasado a ella esa noche. Pero a veces Raúl “sabía” estas cosas de Emilia que sencillamente no eran ciertas. Emilia se sentía irremediablemente arruinada por los celos, extenuada de vivir así y aterrada de tener que dejar de quererlo, dejar de querer dejaba siempre aquel vacío insondable. Y entonces, desde su sillón rojo repitió mentalmente un padre nuestro y dijo 10 veces nam miojo renge kio, pensó incluso en encender una vela, pero no lo hizo, solo buscó el horario del yoga, pero quizás convencida de antemano de que no iría. Un ansiolítico sería rico. Logró entonces 9 páginas más de lo ético y lo émico, pero ni un pensamiento amable hacia la Sra. Alicia.

“La aproximación al sujeto colonial no puede ser hecha por medio de un lenguaje ético (Harris, 1980). Durante las investigaciones previas a la ejecución del projecto de desarrollo, es preciso establecer, junto a las comunidades, las herramientas para ‘traducir’ por llamar de algún modo a esta transferencia sémica, sus descripciones émicas, sus significados, motivaciones y costumbres deben estar implícitos en los informes, de lo contrario, se corre el riesgo de imponer visiones más bien colonialistas que solo contribuyen a perpetuar su exclusión”.

Tanto Raúl como Emilia estaban listos para vender la casa, pero ese plan aún no venía acompañado de un proyecto posterior, Emilia había estado cortándose sola el pelo por esos días y se sentía cada día más fe, y esto de “vas a tenerme en vivo y en directo en Colombia” resonaba en su cabeza hacía que todo se sintiera como un gran colapso de la salud mental.

¡Fucking Claudia Schmaulia del infierno!, el lunar marrón en la nariz del porvenir. ¡Guácatela!. Y comenzaban los pensamientos circularess: “todos somos así, es normal que no hayan cesado, él requiere esas pequeñas dosis de adrenalina, yo no debo pensar en eso, todos los hombres son iguales, las mujeres, ¿el sexo lésbico en el cotidiano cómo será?, lo amo, amo mi vida, soy una inconforme, él siempre tendrá ese toque coquetón y siempre voy a quererlo así, ¿a dónde se fue el mío?, mi toque coquetón, si dejo de quererlo no le haré daño, no me iré con otra persona, no le haré daño, los hijos, el perro, mi capacidad lingüística ha mermado, por atender su vida me he quedado sin la mía, quizás el uso mismo del término “sujeto colonial” (y la Sra. Alicia bien gracias) es colonialista, lo quito, me va a dejar…” y acto seguido, nuevamente se escuchaba recordar a Claudia escribir “ me tendrás en vivo y en directo en Colombia” “Ay, pero él no le respondió y solo fue simpático” pero “coño, pero pensé que ya esto había pasado, Claudia me dio una patada en un ovario y él le permite insistir en darle continuidad a este adulterio de pacotilla love affair que me ha aburrido tanto y hasta bajado la libido, ¡requiero sexo!”. Pero desde la silla roja no va a cambiar nada. 

Quiero volver a mi país.

§

 

Nérvinson
Nérvinson Machado. Editor y escritor. Es cofundador del proyecto Regia Cartonera. Entre los libros publicados se encuentran: El libro de los muertos o caminos de sueños insomnes (Chile, 2004), La noche latinoamericana (Ecuador, 2012),Dub – Sar: La angustia de Gilgamesh por la muerte de la literatura (México, 2013) y Umbilical (México, 2015). Parte de su trabajo se puede encontrar en las antologías: 4M3R1C4: poesía novísima latinoamericana (Chile, 2010), Hallucinated horse: new latin american poets (Inglaterra, 2012) y Barcos sobre el agua natal (España-México, 2012). Mantiene el blog:www.exhumandoletras.blogspot.com y lo encuentran en twitter como @nervinson

 
1
Vi a mi padre tragarse un puñado de alfileres como países una noche latinoamericana.

Desprendido de toda queja mi padre resecó la risa de los videntes ese día.

Uno a uno se fue tragando la noche afilada para colgar las fotografías familiares en su esófago hasta decorarlo de dolor.

Mi padre decía que todo alimento era la belleza y merecía un pasillo familiar antes de convertirse en excremento.

Ya no pudo mi infierno padre contarme más historias de terror.
La voz se había quebrado por ese mismo pasillo familiar.

Vi alfileres devorándose a mi padre en pequeñas cantidades de desvelo y lo último que pude oír de él fue una pequeña tos que sonó igual que un continente.

La noche que me visitó un colibrí
El colibrí de los sueños me visitó una noche para contarme la manera como se construyen los días. Justamente aleteaba tanto que pensé que los días se hacían al mover los brazos como loco y empecé a mover mis brazos como si fueran aspas de ventiladores que producirían tornados que arrastrarían los sueños más allá de la puerta.
Ahora sé que soy una tristeza que donó su hedor a los días que no llegaron en medio de una noche que no lo merecía. Ahora sé que los sueños caminan como cadáveres, abren la puerta de la noche, circulan por las calles con cara de desfachatados, se ahogan en cerveza y ninguno está acompañado de un colibrí. Y uno los ve y les dice: ustedes son mis muertos, ustedes son mis cadáveres, y ellos voltean las caras como si no te conocieran.

TODO ESTO ES UNA MALDITA LOCURA
Ahora sé lo que ignoraba. Ahora sé que los sueños tienen tanto de mí que me dejan sin nada. Ahora sé que estoy en blanco por dentro porque todos mis sueños se fueron lejos de esta casa y se llevaron mi amor y mi odio cuando se escaparon una noche latinoamericana.

Quisiera entonces un autógrafo
de los relojeros sin tiempo.

Ahora sé que la noche latinoamericana no es mi patria, y el colibrí no dejó de sacudirse enloquecido porque yo pensé en la palabra patria. Y el colibrí se puso justo frente al reloj y me señaló con el pico la hora, y lo recuerdo bien, la hora era un país desvaneciéndose, un reloj descompuesto, lo supe bien, la hora no era mi patria, lo supe bien, el tiempo era Venezuela.

Ahora duermo con esta deuda de silencio.
Y sé que tengo una patria
que es un jardín colgante de lenguas muertas.

La patria es un suave papel higiénico que llega a lo más profundo de ti, me dijo el colibrí, y subió a lo más alto de la noche latinoamericana para lanzarse como un kamikaze al día. Yo lo miré como no entendiendo nada. Fue ahí donde me enteré que yo era un cadáver más dentro de la noche y que los días se construyen de cientos de muertos como yo.

Un pájaro muerto fue mi memoria
y puedo jurar que lo vi volar más de una vez.
Ahora mí me tocará a
volar a Aprender
colibrí Como lo visitó hizo latinoamericana el que me una noche
hombre Ahora volando sobre pájaro piedras
tendré leloj que buscar nuevo mi

Simplemente apilaré los fragmentos de todas mis noches latinoamericanas para enterrar un árbol donde ver crecer de nuevo un continente.

P1010008septiembre_16__2012

Camila Ríos Armas, nacida en Caracas el 26 de mayo de 1989, es licenciada en Estudios Liberales en la Universidad Metropolitana. Actualmente, realiza sus estudios de posgrado en Desarrollo Internacional en el Instituto de Estudios Políticos de Paris (Sciences Po). En 2005 participó en el Taller de Creación Literaria, mención Poesía, de Monte Ávila Editores. Forma parte de la antología El patio del limonero, editada por El Pez Solubre y Joven Poesía Venezolana (traducida al árabe), publicada por El Perro y la Rana. Con su poemario inédito A dos aguas obtuvo la segunda mención especial del X Concurso Nacional de Poesía para Liceístas 2005, organizado por la Fundación Casa de la Poesía “J.A. Pérez Bonalde” y la Casa Nacional de las Letras “Andrés Bello”. En 2007, ganó con Muralla Intermedia la mención honorífica en poesía del II Premio Nacional Universitario de Literatura, convocado por la Comisión Permanente de Directores de Cultura de las universidades venezolanas, publicado posteriormente, en 2008, por la Editorial Equinoccio. En 2012, la editorial Bid&Co publicó su segundo libro, titulado Ecos. En 2015, poemas suyos fueron incluidos en la antología 102 Poetas Jamming, publicada por Oscar Todtmann Editores, y la compilación Cien mujeres contra la violencia de género (Venezuela).

Blog literario: memorabiliajardin.wordpress.com
Twitter: @camilariosarmas

 

Cambio de dirección
Puede cambiar de dirección mi cuerpo
Esta piel que me introduce al mundo
– reflejo que me mira

Pueden cambiar de dirección las pupilas
Tener otras coordenadas de cruce
– basta ola que me arrastre

Pueden cambiar de dirección las manos
que contornean mi cuerpo
y escriben alguna nota imperceptible
– la piel que se dibuja

Pero hay un anhelo
Un sueño que se revisa en los cuarzos de agua que contengo
Y al que nunca le he sabido la esquina exacta

Hay un anhelo
como aquello que puede conformar una vida
y ser su elemento constitutivo
que se sitúa en la atemporalidad que somos.

Laudes
Déjame tierra respirarte
volver a ti
sembrar mi errancia
hacer de mi vista paisaje horizontal
cielo Araguaney

Y desde allí
sentir lo que otros fueron:
esa querencia llamada país.

Hay una sintaxis olvidada
un trayecto repetido en la lengua de los que abandonan
Hay una moral de guillotina
y unos culpables del instante
Hay un cielo azul que repite sus sombras y una estación
que intercambia dinero por destinos
Hay unos rieles que disuelven
la desesperación de los viajeros
Hay calles que se alejan del mapa y permanecen ocultas
a la angustia del turista
Hay un abismo latente
ojos testigos
y hay unos rieles
los mismos rieles
que dan la abertura y el cierre.

En esta ciudad
la mía y la de tantos
 
cada uno es espectador de este limbo
 
de esta pérdida de espacios
 
de este tiempo del cual hablamos en tercera persona
pero que también rasga nuestras vestiduras
 
de estos titulares de muerte, hambre y estadísticas
 
Participamos de una realidad actuada
de la incertidumbre que da un cáncer
 
Somos
obligatoriamente
lo que salga en la Gaceta Oficial
 El insomnio del enfermo
 
Somos
obligatoriamente
el absurdo institucionalizado
la mueca de la bota
 
El helicóptero que cae al socorrer a un avión en apuros
 
A veces
muchas veces
somos la negación de nosotros mismos.

Quiero ir, no volver
No había querido. Había preferido evitar las líneas, evitar los detalles de lo que significa una mudanza, una mudanza de país,  reencontrarse con la ciudad que hace tres años me había recibido: París. Uno sale, pisando líneas cruzadas, colores que han perdido su continuidad, contando los espacios grises, el trozo de fisicromía que se llevó el tiempo y pensando que mejor es luego no decir nada. Otros pisan otros aeropuertos, se dan otras despedidas. No es el fin del mundo, la historia está llena de inmigrantes. Pero esas son historias de otros, vidas de otros, pienso. Yo sé de la mía.

Pensaba que tenía controlada la nostalgia, que unas cuatro estadías en el exterior de menos de un año me habrían dado algo de experiencia. Pero entonces descubrí un día que la ciudad que no me permitió llevarme todas mis medicinas en la maleta, la ciudad que me dio miedo despedir y que me daba miedo respirar, me había abandonado hace rato. Y ahí la nostalgia tocó puerta. Me enfoqué en mi objetivo. Celebré lo que venía, di gracias casi en forma de mantra al esfuerzo familiar, a mis logros personales, a la Virgen, a Santa graciasportanto. Emociona aferrarse a la nueva aventura, pensar en todo lo que está por venir. Toda la gente por conocer. Llegué un día antes de comenzar clases, y con jetlag incluido empezó el semestre de 9 materias. Temas que nunca antes había estudiado. Gente de más de 100 nacionalidades, debates, información, información, información. Un nuevo idioma por aprender, empezando por su alfabeto. La casa vacía, el frío en las calles. París llena de turistas, de nuevos deseos de año. Un intento de preparación de pesto a las 10pm de un miércoles que terminó en la sala de emergencias. Sutura. Independencia. Fortaleza. No hay tiempo para la raíz.  Sin darme cuenta, o dándome cuenta, pasaron 6 meses. Seis meses escuchando qué se ha hecho en el pasado mal para intentar promover desarrollo en los países en desarrollo, qué es lo que se intenta ahora. Seis meses conociendo a gente que quiere terminar rápido la maestría para volver a sus países para trabajar por él. Seis meses viendo que Venezuela es casi el ejemplo perfecto para todo lo que está mal. Para cualquier “excepción” negativa, Venezuela calza perfecto. Trofeo de la nostalgia. Seis meses dándome cuenta que mientras más me alejo, más quiero estar ahí. Camila, qu’est-ce qui se passe au Venezuela? Camila, what’s going on there? I read there is no condoms! Desarrollé un discurso más o menos breve, compacto, que intenta explicar qué pasa, porqué estamos dónde estamos y siempre termina en “pero si todo está tan mal, ¿por qué la gente no sale a protestar?”. Entonces ahí comienza el otro discurso, el de hablar del efecto de los regímenes totalitarios a lo largo del tiempo, el terror, el miedo, etc. Todo se complica, la conversación que debía durar 10 minutos termina siendo de una hora y al final siempre llega una disculpa, un “qué lástima y con tanto petróleo… Menos mal que estás aquí”. Duele.

Descubro que quizás la historia podrá estar llena de personas que han partido pero eso no lo hace más fácil. Descubro que lo que estudio me lleva irremediablemente a dónde vengo. Que exponerme a un ambiente internacional hace reafirmar mi origen. Desborda el deseo de tener una oportunidad para construir. Descubro que la Venezuela de Tu Caracas, Machu de uno de mis abuelos, y la Cumaná del otro no son solo sentimentalismos, o historias de familia, son lugares a los que quiero ir. Descubro que yo, la que ha presionado a tantos amigos a salir, a viajar e incluso a cambiar de dirección, guardo una profunda esperanza de volver a mi país. Descubro, más bien, que no quiero volver sino ir. Ir a un país aún inexistente, a un deseo de país. A una idea de país. Ir a lo que no conocí, a lo que no conozco, al país quizásalgúndía. Ir al centro de lo que somos, de lo otro que podemos también ser. La realidad de allá me da en cambio, noticias llenas de sangre, asesinatos, abuso de poder, crisis, escasez, más amigos que se van, otros que se casan, el dólar a 200 bolívares, mi abuela con sus bromelias y mi gata en el regazo de mi madre.
Llevar en ti el país, línea a dónde querer ir, y a dónde no querer volver.

Madrid, 2015.

§

 

Maria Fernanda Castillo

Maria Fernanda Castillo. Ganadora de la Competencia Nacional de Flauta ‘Gildardo Mojica’ en México y semifinalista del Concert Artist Guild Competition en la Ciudad de Nueva York, Maria Fernanda Castillo nace en Caracas, Venezuela donde comienza sus estudios musicales a muy temprana edad escogiendo la flauta transversa como su instrumento principal. A los 19 años decide mudarse a los Estados Unidos donde continúa sus estudios de flauta, siendo aceptada y becada en la Universidad de Michigan, en la ciudad de Ann Arbor. Recibe su título de Licenciado en Música con altos honores en el 2004. Posteriormente es becada para realizar sus estudios de Maestría en la Universidad de Miami, a su vez desempeñándose como profesor asistente de flauta en dicha Universidad. Sus maestros incluyen a Luis Julio Toro, Amy Porter, Christine Nield-Capote, Miguel Pineda, Raimundo Pineda y José García.

Ha realizado recitales en Venezuela, Estados Unidos y México, donde se pone en evidencia su versatilidad al dominar una gran variedad de estilos musicales; desde música barroca hasta música contemporánea, tanto obras para flauta sola como obras de música de cámara y con orquesta. Asimismo, ha incursionado en géneros musicales variados como la música clásica, música latina, música brasilera, jazz, latín-jazz, flamenco y salsa .

Maria Fernanda Castillo debuta como solista en la ciudad de Nueva York (USA) con la Orquesta Filarmónica de las Américas bajo la batuta de la directora mexicana Alondra de la Parra. En dicho concierto la escritora del New York Times Vivien Schweitzer describió la interpretación de Maria Fernanda como una flautista que toca con “…elegante virtuosismo.” Asimismo, se ha presentado como solista en México con las orquestas Sinfonieta Mazatlán y la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Chihuahua; y en Venezuela con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar bajo la batuta del reconocido director Carlos Riazuelo, y la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, bajo la batuta de Régulo Stabilito.

Su experiencia orquestal es extensa, habiendo ganado por concurso el puesto de Flauta I Asistente en la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas en el 2013. Asimismo, se ha desempeñado como flautista principal de las orquestas Miami City Ballet Symphony Orchestra, Sunshine Pops Orchestra y Florida Chamber Orchestra en la ciudad de Miami. A su vez ha participado en la fila de flautas de orquestas como la New World Symphony en la ciudad de Miami bajo la dirección del reconocido director Michael Tilson Thomas, Hollywood Symphony en Florida, Sphinx Symphony en la ciudad de Detroit, Henry Mancini Institute Symphony Orchestra en la ciudad de Los Angeles, la Orquesta Sinfónica de Venezuela, la Orquesta Filarmónica Nacional de Venezuela, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes en la ciudad de Culiacán, y la Sinfonieta Mazatlán, en Mazatlán, México.

Como docente se ha desempeñado como profesora de flauta en diversas instituciones a nivel internacional, tales como la Academia Latinoamericana de Flauta, perteneciente a “El Sistema” de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (FUNDAMUSICAL), el Conservatorio del Colegio Emil Friedman (Caracas), el Instituto de Cultura de Mazatlán (México), como profesor asistente en la University of Miami (US) y actualmente en Louisiana State Univeristy (US). Desde el 2011 fundó la Academia de Flauta Maria Fernanda Castillo, donde enfoca el estudio musical a través del aprendizaje de la flauta transversa. Actualmente reside en Baton Rouge, Louisiana donde se encuentra estudiando su Doctorado en Música, en la Universidad de Louisiana State University. Paralelamente, es representante de ventas de las flautas Muramatsu.

§

 

Luis_SS

Luis Javier Pisonero (Caracas, 1988) estudió Letras en la Universidad Central de Venezuela. Al graduarse se mudó a Madrid donde ha estudiado gestión cultural y estudios literarios en la Universidad Complutense. Desde el año 2012 vive, estudia y trabaja en Madrid, ciudad en la que ha realizado múltiples actividades relacionadas con la cultura. En estos momentos edita la revista cultural Borrador.
Ubicación actual: Madrid.

1)
probarnos
todas las máscaras
sin que ninguna nos quede bien
(hablo de un pueblo)
somos todos y ninguno

ninguno de los rostros
es el nuestro
lo bueno —dirían—
es que podemos forjarlo
Pero no sabemos cómo

eso también hemos de aprenderlo
pero tampoco sabemos cómo

2)
La incertidumbre del lugar donde estamos

Quizás solo /encontrarse/
a las puertas de algún lugar
y pensar
“¿qué hago aquí?”
y escuchar
a alguien golpeando la puerta
en nuestro pecho
y no saber
y no decir
y darse la vuelta
y encontrar otra puerta

3)
La voz que habito

Tengo un pozo
pleno de palabras oscuras
revolviéndose en sus profundidades

arrojo a ellas un cubo
—mi cubo—
pero no me atrevo a traerlo de vuelta

mis palabras —unas palabras—
lo devoran
suben las paredes, reptan, las veo
acercarse

Tengo un pozo en el que no me atrevo
a mirar
pero este
se desborda

§

 

MIGUELMiguel Angel Barroeta Quiñones. Desarrollo su aprendizaje musical en el movimiento orquestal venezolano como violinista en la Orquesta Sinfónica de los Llanos en la ciudad de Guanare, y posteriormente como primer violín en la Akademisher Orchesterverein en Viena, Austria.

Se graduó como Técnico en Ingeniería de Audio en el Taller de Arte Sonoro en Caracas y trabajo durante 17 años en el departamento de post-producción de audio en Venevisión además de realizar música para spots publicitarios y jingles para TV y cine en LoopBamboo Studio.

Actualmente desarrolla su proyecto personal como productor electrónico “Neoself” donde fusiona las sonoridades con la experiencia interna consciente; una alquimia entre la espiritualidad y la música de los generos Downtempo / Chillout / Electronica.

Se mudo a la ciudad de Bogotá en julio del 2015.

Temas soundcloud:

https://soundcloud.com/neoself/green-ligh

https://soundcloud.com/neoself/inner-joy

https://soundcloud.com/neoself/infinite-ocean

 

§

 

Gustavo Tovar ArroyoGustavo Tobar Arroyo. Abogado, ensayista, poeta y activista de derechos humanos y conferencista. Director de la Fundación Internacional Humano y Libre, organización promotora de la vida, los derechos humanos y la libertad . Es miembro del Comité Ejecutivo del International Forum for Democracy and Peace con sede en Estambul Turquía. Es el Senior Fellow como investigador académico e la prestigiosa organización Human Rights Foundation ubicada en la ciudad de Nueva York. Además, es miembro del Comité Consultivo del evento promotor de derechos humanos y de la libertad más importante del Mundo: el Oslo Freedom Forum que se realiza anualmente en Noruega. Ha participado en el desarrollo de estrategias de resolución de conflictos junto a líderes de países como Palestina, Birmania, Israel, Congo, Egipto, Costa de Marfil, Serbia, Turquía, India y Pakistán, entre otros. Como escritor, sus libros, ensayos y poemas han sido traducidos y publicados en Europa y América. Es colaborador activo de periódicos y revistas en Hispanoamérica y Estados Unidos. En el año 2007 publica su libro Estudiantes por la libertad que ha sido guía e inspiración para miles de jóvenes latinoamericanos. Su crítica y acción contra las nuevas formas de autoritarismo tropical latinoamericano ha hecho blanco a su familia y a él de las más encarnizadas acusaciones y ataques. Su poemario Piel Negada es la respuesta al aniquilamiento mutuo latinoamericano.

 
En tus brazos

I
Memoria indeleble del tiempo
mis uñas sobre tu lienzo blando

Las manos en tu piel
surcaron una mudez tensa

Tu espalda
se abrió despojando sudores sin escolta

Tus células pronunciaron
mi nombre

Todavía la memoria de tu desnudez
ruge en mis dedos

Ahí el milagro de tu epidermis
en sus poros de belleza milenaria

Incrustados en la perpetuidad de mi ser
que miles de millones de años más tarde

aún te clama

II
Mientras te abrazo
el mundo se deshace

y se hace
en tu aliento…

mientras te abrazo
nace una galaxia en la cercanía

y se quema
en tu voz…

mientras te abrazo
el cielo calla

y se desangra
en tus labios…

mientras te abrazo
muere Dios

y renace
en ti

Construir con mis manos tu desnudez

Construir con mis manos tu desnudez

izar tu piel
desgarrar mi pecho y
ofrecer a tu mirada mi corazón aún hirviente y palpitante
atender tu ansiedad
responder acertijos sobre tus senos respingados
lesionar su frigidez con mi boca que todo pide
petrificar el pezón entre soplos y dentelladas breves
calcinarlo con mi saliva incendiaria
almacenar mi garganta sobre tu abdomen distendido
mordisquear el pubis hasta estirarte el alma
besar su centro
levantar sobre el clítoris una tempestad
navegar tus ancas
deslizarme sobre la raya de tus nalgas frías
rasguñar el entrepiernas con la punta de mis labios
hacerte padecer mi lentitud calculada
dibujar jeroglíficos sobre tus poros
ofrendar en tu cenote mi lengua
ahogarme
asfixiar mi mirada en tu vagina hasta la ceguera
alumbrarme en su oscuridad
recorrer, encandilado, sus cumbres
volver, escalando, a tu garganta
saborear el cuello dilatado
rastrear su tensa entrega con dentelladas mansas
beber sus sales
catar, ebrio, tus fatigas
adivinar los licores del próximo engranaje
presagiarte
tantearte
acercarme con paciencia ascética
abarcarte con la nobleza del pianista
poseerte proclamando frases inmortales
ser como Dios: verbo que te encarna
amarte en quietud, sin bullicios, pronunciándome en tu mudez
atar nuestros vientres hasta que sean una prisión líquida
armarme en tu morfología
instaurarme en ella
habitar tu médula
ser uno sin memoria
ser sustancia compartida que se mece
Ser…
columpiarnos en un pacto lento
abarcarte quedamente
jadear contigo
violentar nuestros cuerpos como olas a sus malecones
respirar tu aliento tormentoso
embriagar de mí tus células
mostrarte la palabra amor en su fluidez
metamorfosearla en lava erótica
recibir tus uñas
ensordecerme con tus bregas
sentir cómo amarras los milenios entre tus piernas hasta que estallas
ver desfallecer tu cuerpo
contemplar cómo te desprendes
cómo te rindes a mi miembro
mirar con placer tu naufragio
lo hondo del abismo
advertir cómo permaneces colmada por cinco segundos inmortales
presenciar cómo te suspendes en la nada
asumir que acoges a mi ser como semejanza de Dios
que obra en tus entrañas el milagro de un hijo
y da vida
y crea…
amándote.

Chocolate

Muerdo tu delicia

Xocolatl
y desentierro el sabor
de mi raza mexica
en tu placer
oscuro

Chocolate
carnosidad interdicta
diluyo mi boca
en tu leche
quemada

mis dientes
se desgranan
en tu dulzura
sedante
y te mordisqueo
para embriagarme
en tu secreto
lleno de temblor
y cosquilla

Chocolate
penumbra dulce
nutela
te unto mi lengua
y celebro
como los Olmecas
el matrimonio
de mi paladar
con tu negrura
tierna

Chocolate
jarabe delirante
serena mi histeria
sorberé tu piel
y me condenaré
a tu cacao desvanecido
en la lamida

Chocolate
bocado
de nalga morena
regaré mis dentelladas
como luces
en mordeduras crepusculares
a tu piel
abotonada

Chocolate
consúmete en el éxtasis
de mi colmillo
hincado
que chupa tu falda
y merienda tu humanidad
en la calada

Chocolate
eclipse saboreado
entre nosotros
no habrá vergüenza
excomulgaré tu goce
mientras me como
tu dulce
culminación
crujida.

III
En tus brazos mi admiración se recoge y
aloja

En tus brazos mi fidelidad clama silenciar
sus voracidades

En tus brazos mi ternura reposa y
entraña

En tus brazos mi paz recibe su
bautizo

En tus brazos las conjeturas se desarman y
expiran

En tus brazos no hay culpa
hay responsabilidad

En tus brazos se urde y desbarata
la luz

En tus brazos la mirada
expira

En tus brazos no hay dudas
hay amor

En tus brazos principia
lo mejor de mí

En tus brazos nazco y
me perpetúo

En tus brazos se hunde Dios y
brotas tú…

§

 

Regulo Stabilito

Régulo Stabilito inicia su carrera como Director de la mano del Maestro José Antonio Abreu, quien le lleva a estar al frente de las principales Orquestas Sinfónicas Venezolanas. Experiencia que le permite, desde muy joven, dirigir los más diversos y exigentes títulos del repertorio universal y latinoamericano, ocupando el podium de Orquestas como la Sinfónica Simón Bolívar, la Sinfónica de Falcón, la Sinfónica de los Llanos, entre otras tantas.

Posee una versatilidad en su Dirección, apasionada y llena de energía,  lo cual ha despertado el entusiasmo del público que colma las salas en cada una de sus apariciones, valiéndole el reconocimiento de destacados intérpretes de las escena musical venezolana.

En Junio de 2012 es llamado de emergencia, a preparar el Concierto 82 Aniversario de la Orquesta Sinfónica Venezuela, fungiendo de asistente del Maestro Teodoro Kuchar, recibiendo elogiosos comentarios y la inmediata invitación a dirigir esta importante Orquesta pionera de Latinoamérica. Debuta así, en octubre de 2012 con la OSV, siendo nuevamente convidado a realizar importantes conciertos para fin de año, obteniendo un gran éxito.

En Febrero de 2014 es invitado a dirigir por primera vez la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas recibiendo amplia aceptación por parte de los integrantes de la OSMC y de su público, razón por la cual es nuevamente invitado para dirigir la OSMC en Mayo de 2014 en el XVIII Festival Latinoamericano de Música .

Ha tenido la oportunidad de trabajar estrechamente con el Maestro Claudio Abbado, siendo colaborador en diferentes montajes realizados con la Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar.

Fue invitado a Dirigir en la Gira a Colombia 2012 de la Banda Sinfónica Simón Bolívar, dada su relación de permanente colaboración con tan destacada agrupación.

Ha participado en Concursos de Dirección con la Orquesta Sinfónica Bahía Blanca y Orquesta Sinfónica de Mar del Plata,  resultando finalista, razón por la cual ha sido invitado a dirigir desde 2008, manteniendo estrecha relación en las siguientes temporadas, donde ha realizado importantes estrenos de obras de Compositores Latinoamericanos, entre los cuales se puede mencionar el Ballet “El Escultor” de Cristian Axt, así como el apoyo de destacados jóvenes solistas en las programaciones de conciertos a su cargo, destacando la Joven Maestra Natalia González-Figueroa con quien realiza extensas Giras de Concierto en Venezuela en 2006 y 2008.

Cabe destacar sus participaciones como Director de diversos montajes del “Ballet Teresa Carreño” destacando las producciones de “El Cascanueces” y la puesta en escena del “Amor Brujo”. Así mismo ha dirigido a innumerables solistas venezolanos y extranjeros, obteniendo el reconocimiento de muchos de ellos como el Maestro William Molina, Rhio Sánchez.

En el campo de la pedagogía, Stabilito ha formado durante años, diversas orquestas Juveniles e Infantiles, dentro del mundialmente famoso proyecto venezolano de “El Sistema” lo cual le ha llevado a dictar Seminarios diversos países, destacando sus participaciones como Director Invitado de los Proyectos Orquestrando a Vida ( Rio de Janeiro, Brasil), y Geraçao (Lisboa, Portugal) manteniendo sus constantes asesorías e invitaciones a dirigir.

Recientemente tuvo importante colaboración con el Maestro Jon Deak Compositor y Ex-Contrabajista de la Filarmónica de Nueva York en su programa de “Enseñanza de Composición para Niños y Jóvenes”.  Teniendo oportunidad de dirigir el estreno de las obras de noveles compositores participantes del taller.

La formación académica de Stabilito estuvo marcada por una gran participación como ejecutante del violín en diversas orquestas venezolanas, en el Conservatorio de Música Simón Bolívar del cual es ahora docente, seguido de sus estudios de Dirección Orquestal en el Instituto Universitario de Estudios Musicales, y la Maestría en Música de la  Universidad Simón Bolívar.   Teniendo como principales Maestros a José Antonio Abreu,  Alfredo Rugeles, Rodolfo Saglimbeni y Manuel Hernández-Silva.

Participante en numerosos Cursos de perfeccionamiento, nacionales e internacionales, en Venezuela, España y Austria. Con reconocidos Maestros como Sung Kwak, Joachim Harder, Mario Benzecry, Eduardo Marturet, y Manuel Hernández-Silva.

Stabilito proveniente de una familia de músicos encabezados por el Mtro. Régulo Rico, actualmente desarrolla una importante labor artística como Director Titular  de la Orquesta de Música Contemporánea del Conservatorio de Música Simón Bolívar en Caracas, al tiempo que atiende una intensa agenda de Conciertos, dentro y fuera de Venezuela.

§

unnamed

Jesús Hidalgo, cantautor venezolano, es un artista que está cambiando la conciencia de la industria de la música. Él es un músico que se dedica a cantar canciones que llevan gran medicina.

Jesús, forma parte de los  músicos que tendrían la conciencia del poder de la palabra, la imagen de un artista que establece un ejemplo, y que tiene la capacidad de invocar una experiencia, para elevar los estados profundos de la conciencia, para despertar y recordar de donde venimos y a donde vamos.
Jesús Hidalgo ha llegado a los corazones de muchos con sus canciones de medicina y fue nominado como Mejor Nuevo Artista para un premio Grammy Latino 2013 . Es miembro y colaborador del Pacto Mundial Consciente http://conscienteinfo.wix.com/pactomundial#!quienes-somos/csmt , Sachamama http://www.sachamama.org/inicio/ . Por favor, visite www.secondsystem.net y http://open.spotify.com/album/06fOwvpqvTC2jVsocBBF2I

Yo Camino Lo Que Canto, es la nueva producción discográfica de cantautor venezolano Jesús Hidalgo. Toda esta serie de canciones curativas nacen de sus viajes, encuentros con hombres y mujeres medicina; reflexiones profundas en su ser, ceremonias sagradas, la conexión con su niño interior, y el silencio.

“Es necesario retomar con profunda humildad y total agradecimiento, el vinculo con nuestra madre : La Pachamama , con nuestro Ser interior y la armonización con todas nuestras relaciones : padres, hijos, parejas, amigos para redimensionar nuestra existencia y definitivamente estaremos siendo participes de nuestra transformación y la de todo nuestro entorno “.

https://www.youtube.com/watch?v=IgvdCtgJtjE

https://www.youtube.com/watch?v=u1N-OGkjmgs

https://www.youtube.com/watch?v=8mahLir_a0E

§
Yamila Guedez con vocalista de Amigos Invisibles

Yamila Guedez, diseñadora. My creative process begins with a reinterpretetion of the raw materials from wich the aesthetic object will be made.
All of my Accesories are designed throught a combination of a deep sense of femininity and a sharp avant -garde temperament.
Industrial leftovers, constructive, materials, metal, works, plastic, vegetable and minerals resoueces fibres; combines and compose limited edition accesories in wich color, volume and texture establish a stylistically unique language.
Beauty, sensuality and elegance come together in the delicate personal design of each piece, whose contemporary mise-en-scene shines bright worn by the sexy, dynamic and active woman of our times.

 

Compartir:

Sobre dira martinez mendoza

dira martinez mendozaDira Martinez Mendoza, es licenciada en Estudios Internacionales (Universidad Central de Venezuela) y especialista en Estudios Avanzados en América Latina (Universidad Complutense de Madrid). Ha participado en diversos encuentros nacionales e internacionales de poesía. Sus poemas han sido incluidos en antologías poéticas latinoamericanas. Colaboradora para revistas literarias y fanzines. Desde el año 2009 incorporó a su propuesta poética intervenciones de cuerpos con poemas, propuesta que busca lugares comunes al margen de las ideologías, reconociendo la poesía como parte de la cotidianidad.

artes, artes visuales, ficción, fotografía, letras, musica: , . Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.
  • Síguenos

  • Contribuir

    Si deseas contribuir con tu material a la revista, lo puedes hacer aquí, o envía un correo a colaboraciones@dosdisparos.com con tus textos y una breve biografía.
  • Especial de la Conciencia

    anigif_original-grid-image-280

    Dieciséis artículos relacionados con la conciencia: Hofmann, P. K. Dick, Ouspensky, Giannini, Varela, Peña y Lillo, Ginsberg, Burroughs, McKenna y otros grandes autores.

  • Especial De Fútbol Dos Disparos

    especialfutbol

    Una fantástica mezcla entre crónicas, cuentos, fotografía y poesía: Soriano, Sacheri, Cinzano, Navarro, Oyarzún, Meneses, Acosta, Chamorro, Silva, Allende, Velázquez y más. No se la pierdan.

  • Colaboradores

    Enrique Herrera
    ariel rioseco
    Luciano Doti
    Nestor Almendros
    humberto giannini
    aleqs garrigóz
    juan pablo gonzalez gonzalez
    carmen garcía
    Enrique Winter
    Roberto Rabi González
    Yorgenis Ramírez
    allen ginsberg
    aldo rosales velázquez
    francisco mattar
    irán infante
    bruce sterling
    Eduardo Fonseca
    evangelina caro betelú
    Leonardo Medina
    osvaldo diez lagos
    Mauricio Morales
    dira martinez mendoza
    cristian foerster
    Rolando Martínez
    ana lopez
    tomas richards
    alicia estopiñá
    Hunter S. Thompson
    Juan Cartagena Madariaga
    anna genovés
  • Newsletter

    Si deseas recibir nuestra newsletter mensual, registra tu correo electrónico.