Esperándolo a Tito, por Eduardo Sacheri

Esperándolo a Tito, por Eduardo Sacheri

  Yo lo miré a José, que estaba subido al techo del camión de Gonzalito. Pobre, tenía la desilusión pintada en el rostro, mientras en puntas de pie trataba de ver más allá del portón y de la ruta. Pero nada: solamente el camino de tierra, y al fondo, el ruido de...