Check ignition, por Paul Trynka

A David lo adoraban en todas partes. Era lo que tenía que hacer porque si no, no avanzas. Puedes llamarlo manipulación, pero qué más da. Calvin Lee Con el paso de 1968 a 1969, la unión hippy se desintegró para siempre. Una corriente de músicos con atuendo vaquero y...

Federici cree ser emperador, por Eduardo Plaza

En la casa de Avenida Ossandón 60 no había agua potable y tomábamos baños al interior de un estanque azul plástico, a cuyo olor, con los años, me volví deliciosamente adicto. A eso y al cuero gastado de los asientos de los colectivos. Un baño inservible hacía las...

Ricardo Cárcamo: “Las anotaciones manuscritas de La nueva novela del 2017 son mías”: Una conversación con Scott Weintraub

¡Las anotaciones que aparecían en La nueva novela de 2017 las había escrito yo años antes! Me fui inmediatamente. De hecho, al volver a casa ya estaba poniendo en duda mi propia escritura. Cuando mi señora llegó a casa esa noche, le expliqué la situación. Le dije: “¡qué fantástico que se hayan confundido los apuntes de Ricardo Cárcamo con los de Juan Luis Martínez!”

Guiando la hiedra, por Hebe Uhart

Aquí estoy acomodando las plantas, para que no se estorben unas a otras, ni tengan partes muertas, ni hormigas. Me produce placer observar cómo crecen con tan poco; son sensatas y se acomodan a sus recipientes; si éstos son chicos, se achican, si tienen espacio,...

El Oficio de Vivir, por Cesare Pavese (extractos)

(1936) 10 de abril Cuando un hombre se encuentra en mi estado no le queda sino hacer examen de conciencia. No tengo motivos para desechar mi idea fija de que cuanto le sucede a un hombre está condicionado por todo su pasado; en resumidas cuentas, que se lo merece....

Balada de los que han de morir, por Sandra Gaona

  Nuestro mayor pecado Estriba en buscar sin pudor la verdad hasta en los cajones más secretos ¿A dónde puede ir un hombre con los zapatos rotos? Caminar por ahí probando las aguas de los charcos Con sabor a muerte,  a rabia y a desdicha Sabor a desempleo, a corta...

El Trasplante, por Ignacio Atenas

Conectado a la vieja computadora en el desordenado cuarto, Orwen revisaba los sitios. Uno por uno los iba viendo hasta encontrar la mejor oferta, el mejor postor. Las cifras eran elevadas, hoy estaba metido en la asquerosa habitación, pero si lograba vender sabía que...

Recolector, por Victor Hugo Collier

Recoger impresiones desmalezadas Recoger las colillas de la riqueza y de lo pobre la simpleza Tomar un mate desesperado en el crepúsculo Y rondar por la ansiada alma gemela en la playa del alba   Cogedor de ilusiones escritas en el vuelo abstracto de las candelillas O...

El Sospechoso, por Roxana Heise

  El sospechoso apenas hace ruido al entrar: aprendió la destreza de abrir cerraduras. Sabe que en casa duermen de madrugada, por lo que deja el maletín sobre una silla y prosigue su camino. Vislumbra desde lejos a los niños en sus camas, hace un gesto extraño de...

Corresponsal de Guerra, por J.J. Cartagena

Montenegro 7 abril 1992, 14:35 horas. González retrocedió unos pasos y procedió a tomar la fotografía de rigor. Se hace acompañar por un muchacho ruso, de casi veinte años llamado Antón, en verdad  no estoy seguro de su edad, puede que tenga un poco más. Él lo...

El Ruletista, por Mircea Catarescu

Concede el consuelo de Israel A uno que tiene ochenta años y no tiene mañana. Transcribo aquí (¿para qué?) unos versos de Eliot. En cualquier caso, no como posible lema para uno de mis libros, porque yo no voy a escribir nada nunca más. Y si, a pesar de todo, escribo...

Cabalgata pony, por Martín Cinzano

(Sobre Las tortugas bastardas del ahora. Antología Poniista. Mantra Edixxxiones, Ciudad de México, 2017, 117 páginas). ¿Cómo pensaré mañana? G. Grosz Nueva entrega de la desenfrenada Mantra Edixxxiones con aditamento especial. Las tortugas bastardas del ahora reúne...

El mar como conquista literaria, por Macarena Trigo

Quien escribe prefiere pasar una noche en el museo del Prado que en la playa, una tarde en una biblioteca que en la playa, una mañana en una habitación de hotel con cable que en la playa y así. El paso de los años, los viajes y mi devoción por la miseria de las...

Canción de Cuna, por Daniel Olcay

Se activa el código de emergencia. En la habitación, solo se encuentra ella rodeada de metal oxidado, válvulas en desuso, consolas descontinuadas, mientras que un monitor gigante trasmite una señal constante de estática: imagen y audio. La Gran Máquina registra cada...

Personajes Secundarios, por Joyce Johnson

Cuando iba a la universidad a principios de los años cincuenta, no sentíamos demasiado aprecio por aquella época. Éramos la generación silenciosa, pero nos hubiera gustado muchísimo más pertenecer a la generación perdida. Las chicas más guapas, las más lanzadas,...