Extinguished, por Leonardo Medina

c030544deef31c5b4e122b534e5019cb

…Y se rompe la película, la cortina de vitrales se quiebra sobre los cuerpos.

Tu mirada lo sabe bien, el hondo cráter que deja la última explosión. Esta cantera de exploración arqueológica se estremece. La devasta una pregunta con forma de cadenas, eslabón por eslabón, palabra por palabra se teje la opresión envuelta en redes. El signo de interrogación se cierra como un candado sobre sus manos. Sujeta firme su corazón. Esquirlas de vidrio no dejan de caer y rebotar por la anatomía de ambos, salpican el suelo y vuelven a girar en el aire.

Él intenta reincorporarse a sí mismo, desesperadamente se pregunta si se trata de un problema consigo. Un flashback narcótico, una sórdida pesadilla, una mala broma de sus ojos y las dioptrías faltantes en ellos.
Lanza una moneda al aire, esperando que el círculo plateado quede girando ingrávido; más todo es cierto: sus ojos están bien, y definitivamente no está soñando.

Las cadenas, aunque intangibles muerden los tobillos y muñecas de ella como trampas para osos.

¿Quién convertiría a una mariposa de ágata en una concha de latón? Ilusiones sostenidas. Su maletica de estrellas reducida a una caja de zapatos con roca volcánica. Fósiles de aquellas tardes bajo los árboles y la sombrilla de estrellas.

Merodean las madrugadas mientras su corazón está revuelto como el mar. Él los puede ver trepando las paredes: los recuerdos, de morfología lóbrega y crepuscular. Cada uno con su historia, con su aliento vociferante colmando las calles de esa ciudad rota, ahogando las ganas de respirar.

Hoy no hay sierras donde refugiarse, ni ningún árbol que comparta sus raíces para tener algo de firmeza, ni su sombra para poder escudarse del sol, el astro quimérico que calcina la pintura de los automóviles y los edificios. Hoy solo hay edificios, solo cercas eléctricas y cables de alta tensión. La quimera abalanza sus garras sobre su espalda, las calles rozando el punto de ebullición, su mente en llamas, pinturas que arden, flamas tornasol.

Quedando solo cenizas, grises y negras cenizas, abrumadas por el viento, quedando una de ellas atrapada por las gotas que por su rostro descendían, absorbiendo la salina precipitación, hinchándose como musgo al rehidratarse, luego solo manchas teñidas de negro, hollín de tiempos mejores.

Camina por el viejo boulevard, carente de apamates, el ciprés y los tulipanes africanos. El antiguo teatro y su sombrero de tejas, los balcones en donde algunas noches cantó para su escorpión, son ahora solo fantasmas, una sombra de lo real.

Ya no hay escaleras en espiral, ni salidas de emergencia, nada ni nadie vendrán a salvar la flor del cactus. El murciélago no polinizará otro gineceo, ahora sus ansias son solo de un infinito sueño, de volar tan lejos y tan alto hasta perderse en algún páramo y quedarse bajo la nieve, extinguiendo el de estrella que lleva clavado en su pecho.

Ilustración: Amargo Trago, por Bruno Miranda.

 

Compartir:

Sobre Leonardo Medina

Leonardo MedinaNací en octubre del 93', en el caluroso estado de Trujillo. Sin embargo he pasado la mayoría de mis años en la ciudad montañosa de Mérida, donde actualmente estudio en la Universidad de Los Andes, me incliné por la Ingeniería Forestal. Mis intereses discurren en escribir, tocar la guitarra y hacer montañismo. La Botánica es una cátedra fundamental en mi vida, ya que es el punto de partida de muchas ideas multidisciplinarias que dejan huella en mis ensayos.La montaña es una arista de mi vida se ve reflejada ampliamente en mis escritos, que no son mas que manifestaciones tangibles de esos vendavales creativos que las experiencias van dejando en la memoria. Hasta ahora no he publicado formalmente en ningún portal. Ha sido siempre un trabajo personal que recientemente se intenta compartir.

ficción, letras: , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

2 Trackbacks

  1. By 超作業服 秋冬物 on October 6, 2014 at 07:54

    超作業服 秋冬物

    Extinguished, por Leonardo Medina – Dos Disparos

  2. By new balance 996 gold on July 29, 2014 at 00:00

    new balance 996 gold

    Extinguished, por Leonardo Medina

Post a Comment

Your email is never published nor shared.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Síguenos

  • Contribuir

    Si deseas contribuir con tu material a la revista, lo puedes hacer aquí, o envía un correo a colaboraciones@dosdisparos.com con tus textos y una breve biografía.
  • Especial de la Conciencia

    anigif_original-grid-image-280

    Dieciséis artículos relacionados con la conciencia: Hofmann, P. K. Dick, Ouspensky, Giannini, Varela, Peña y Lillo, Ginsberg, Burroughs, McKenna y otros grandes autores.

  • Especial De Fútbol Dos Disparos

    especialfutbol

    Una fantástica mezcla entre crónicas, cuentos, fotografía y poesía: Soriano, Sacheri, Cinzano, Navarro, Oyarzún, Meneses, Acosta, Chamorro, Silva, Allende, Velázquez y más. No se la pierdan.

  • Colaboradores

    juan manuel silva
    carl sagan
    rodrigo flores
    sergio pizarro
    gloria dünkler
    Héctor Prahim
    Elthon García Almaraz
    Leonardo Medina
    Eduardo Fonseca
    César Centeno
    rosana ample
    javier miró
    martin muñoz kaiser
    Uriel Hernández Gonzaga
    terence mckenna
    Jorge J. Locane
    viviana góngora
    felipe viveros
    alberto sánchez arguello
    claudio magris
    rodrigo olavarria
    ariel rioseco
    Hunter S. Thompson
    alfredo gaete
    jean-luc godard
    Adriana Dorantes
    Denisse Valdenegro
    jasmín cacheux
    John Uberuaga
    daniel guajardo s.
  • Newsletter

    Si deseas recibir nuestra newsletter mensual, registra tu correo electrónico.