Disparates, por Rodrigo Severin

Disparates, por Rodrigo Severin

  El mono del Zaratustra del Elqui se me acercó y me dijo: “donde no se puede amar hay que seguir de largo”. La palabra no me permitía seguir de largo; tenía que amarla por fuerza, violarla aún. A veces, en la forma de la carne de una mujer, ese demonio ascético...
Mateo Motor, por Rodrigo Severin

Mateo Motor, por Rodrigo Severin

  “Mateo motor” o “motorcito” igual que hace el necio, creía que todos nosotros pensábamos que era cuerdo. Pero Mateo no era necio y era bastante más cuerdo que cualquiera de nosotros: eso lo puedo asegurar (sólo que cuando se democratiza la...
Pretexto, por Rodrigo Severin

Pretexto, por Rodrigo Severin

  Por fuerza mayor al teclado de mi computador le dio por birlarme -la causa: incierta- la última media botella de vino que me quedaba: dejándole a su propio abandono, demudado, con muerte cerebral y embriagado hacia un ostracismo involuntario de letras sin...