Yeguas del Kilimanjaro, de R. Martínez

Marilyn Chambers

Sobre el libro: “En este lugar de desconcierto y extrañeza que nos ofrece la creación actual, se encuentra la poesía de Rolando Martinez y en especial este libro, Yeguas del Kilimanjaro: libro raro, anacrónico, donde las imágenes fantasmales de actrices porno ochenteras se mezclan con un archivo personal de cosas mínimas, olvidadas, sustraídas muchas veces de la circulación, la moda; un archivo de pasiones y de ritos privados que parecen alejarse de la simple actividad estética y discursiva para adentrarse en zonas de una vitalidad actual. El escritor de ciencia ficción William Gibson nos plantea que después del nacimiento de internet, “todas las épocas parecen existir a la vez”, y Rolando —en este libro raro, anacrónico, genial desde un punto de vista conceptual— se pregunta una y otra vez: ¿cómo dar cuenta de esta aceleración exponencial de los cambios en una época de fantasmas, en una época de tiempo sin tiempo?”.

Víctor López Zumelzu

 

MARILYN CHAMBERS

1
nada más tierno que esa fotografía
/ de marilyn chambers
posando en la azotea de un edificio
con una flor a la altura de su hombro derecho

 

nótese la imagen está en blanco & negro
analogía perfecta de quien fuese protagonista
de la primera escena interracial
/ del cine triple equis

 

(en diagonal a su rodilla
puede verse un letrero que dice porno films
mientras la calle retrata
una larga sucesión de obreros
/ y empleados públicos
/ que vuelven del trabajo
y que transmiten la erosión de su rutina
como una esférica y romántica versión
de la pobreza)

 

a simple vista nadie pensaría
/ que esa tierna rubia
cubierta sólo
de una pulcra toallita blanca
alguna vez
recibiera en su interior la tranca
/ del bien dotado johnny keyes

 

pero es en esta imagen seráfica o sublime
donde aflora el rigor
con que el espacio
/ se hace dueño de las cosas:

 

la luz de toda una galaxia
es capaz de penetrar
/ la escasa forma de un televisor

 

(como todo el ruido de una gran ciudad
irrumpiendo como pez en nuestras córneas)

 

2
cosas que no sabemos
de una muchacha
que alguna vez
hizo porno:

 

debutó
en la gatita y el búho
película convencional
(como el mago de oz
como top gun
como cocodrilo dundee
como rabid)

 

fue la imagen
el rostro
la luz
de la conocida marca de detergentes
ivory snow

 

intentó abrirse camino en el mercado musical
grabando un disco titulado
benihana

 

hizo carrera política
en el partido personal
choice party

 

sin saber
procuró eyecciones
entre seres incapaces de ponerse duros

 

inspiró un poema
titulado con su nombre
(cuando en el cielo hubo millones
de galaxias
y grafemas)

 

 

CANDIE EVANS

1
mil novecientos ochenta y nueve

 

el verano nunca fue otra cosa
/ que su cuerpo desnudo en el televisor
sol mediante mancebo erecto y al acecho de sus poros
/ luminosos
su rostro que en otro lenguaje parecía decir:

 

ok / muchacho
escribirás para mí

 

aprendí del hambre reflectada
/ al fondo de sus piernas de aluminio
un poema de tu fu
(la tráquea de cela emanando fuego
/ espeso sobre el horizonte)

 

porque al fin y al cabo su sexo
/ fue también literatura:

 

la sensación térmica de un frío
/ que obnubilado redacta su muerte
/ en la canícula

 

porque delante de mí estaban
/ sus pechos como balas que rozaron la boca
su lengua como un peligroso papiro
en el cual sigo sediento

 

2
ella dijo:
 
muchacho
esto es la poesía:

 

la forma del semen tibio por encima del vientre
el movimiento en low motion de mis nalgas
            / cuando en ellas cae el peso de la anatomía ajena

 

3
el tiempo mudo no suele manifestar objeciones

 

sin embargo hasta hoy arden los pájaros
sobre su carne que es un jardín
/ donde echarse a imaginar palabras
/ en las nubes torpes del verano:

 

lo dice el hálito de espuma que deviene
/ de sus cavidades:

 

candie evans en escena escribía
/ poemas
y yo en estos versos tan sólo
/ una fugaz pornografía

 

 

KAY PARKER

1
desde su creación
al mundo le bastaron cuatro mil
/ millones de años para verla debutar
/ en un salón de cine triple equis

 

(la configuración de la especie
/ humana nunca imaginó
a un personaje que con casi cuatro
/ décadas en el torrente
podía flexionar el escondrijo
con la soltura de una rama de cerezo)

 

a los treinta y dos años
/ kay parker dijo sí al mundillo
/ y al cougar
(eso que en el argot del inglés significa
/ elige a un tipo cinco años menor y fóllalo)

 

a los treinta y dos años rodó the hot one
entre tanto quienes luego vimos
/ desfilar sus huesos en el celuloide
añoramos su cariño:
el ruido generoso de sus muecas

 

para muchos
su rostro es un trazo de cal en el globo
(una fogosa milf
a quien recordaremos por haber
/ despabilado a su vulgar retoño)

 

2
kay parker
la que fuera de libreto
disfrutó el olor al yugo fresco
cuando sobre el lecho del placer
resaltaban venenosas las estrellas

 

kay parker
quien recostada en la humedad
fumó desnuda y despachó una carcajada
(y el aliento que dejó fue también
como una mancha de calor en el vacío)

 

kay parker
la madre que no nos parió
(y que sin embargo nos brindó su oscuridad):

 

una constelación de espejos sucios

 

una escena de gastadas contorsiones

 

a los treinta y dos años
el otoño penaba en sus tripas
/ y en sus manos
aun así / su luz sembró la sed
y la sed:

 

este poema desde donde surgen
/ como estruendo sus temblores

 

3
(oración por los hijos de kay parker)

 

kay parker
llena eres de lámparas
(como aquellos matapiojos que se escapan
/ del cadáver de una vieja y ya
/ descontinuada calavera)
la memoria tuya sea la memoria
contigo esté el relevo de los días
/ y sus artefactos
bendita seas entre tantas felatrices
y en extremo bendito el nombre
/ de barbara scott:
la madre de nosotros pecadores

 

ahora y en la hora de nuestros
/ inundados sueños:
 
amén

 

Compartir:

Sobre Rolando Martínez

Rolando Martínez(Arica, 1979). Ha formado parte de las antologías Anda Libre en el Surco, Catalogo de Escritores de la Región de Arica y Parinacota y el proyecto experimental “El pequeño Odioso”. Parte de su poesía ha sido incluida en la muestra exposición Bicente Chile, en el Convent San Agustí de Barcelona. Algunos reconocimientos que ha obtenido son: Segundo Lugar en el concurso Nacional de Poesía Lagar (2009), Segunda Mención Honrosa en el Premio Eduardo Anguita (año 2011), Mención Honrosa en el premio Estela Corvalán (2012), así como la Beca de Creación Literaria del Consejo Nacional del Libro y la Lectura por sus libros Salmo a la Chicha y La casa de la Muñeca.

ficción, letras: , . Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.
  • Síguenos

  • Contribuir

    Si deseas contribuir con tu material a la revista, lo puedes hacer aquí, o envía un correo a colaboraciones@dosdisparos.com con tus textos y una breve biografía.
  • Especial de la Conciencia

    Dieciséis artículos relacionados con la conciencia: Hofmann, P. K. Dick, Ouspensky, Giannini, Varela, Peña y Lillo, Ginsberg, Burroughs, McKenna y otros grandes autores.

  • Especial De Fútbol Dos Disparos

    Una fantástica mezcla entre crónicas, cuentos, fotografía y poesía: Soriano, Sacheri, Cinzano, Navarro, Oyarzún, Meneses, Acosta, Chamorro, Silva, Allende, Velázquez y más. No se la pierdan.

  • Colaboradores

    alejandro sayeg
    Martin Muñoz Kaiser
    fernanda melchor
    Luciano Doti
    manuel illanes
    leo villarroel
    felipe viveros
    soledad chavez fajardo
    Jorge J. Locane
    emilio gordillo
    yasunari kawabata
    Renso Gómez
    alfredo gaete
    hugo gómez
    Marcelo Valdés
    ricardo chamorro
    isaac asimov
    p.d. ouspensky
    Beatriz Mezzelani
    Gary Lachman
    máximo ballester
    wilmer skepsis
    Natalia Figueroa
    dana lópez
    bernardita yannucci
    aldo rosales velázquez
    Ángel Gómez Espada
    cristian foerster
    juan pablo sutherland
  • Newsletter

    Si deseas recibir nuestra newsletter mensual, registra tu correo electrónico.