Por tu propio bien, de Fernanda Melchor

Por tu propio bien, de Fernanda Melchor

  1 El norte de la ciudad de Veracruz huele a coque y polvillo de carbón, a gasolina quemada. Huele al humo de las locomotoras que se desplazan lentamente contra un paisaje de herrumbre y cemento. Aquí todas las bardas están cubiertas de graffiti o de arcos de orina,...